El petitchef >> Tapas >> Croquetas de pimiento del piquillo

Croquetas de pimiento del piquillo

Croquetas de pimiento del piquillo

Tiempo de preparación: 1 hora, más el tiempo de reposo de la masa.

Ingredientes para 4 personas:

  • 110 g de mantequilla.
  • 115 g de harina.
  • 1 litro de leche.
  • 175 g de pimientos del piquillo en conserva.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.
  • Aceite de oliva, pimienta negra molida y sal.

Elaboración




PASO 1

En primer lugar, retiramos las semillas de los pìmientos y los ponemos en una sartén cubiertos de aceite de oliva.

Los confitamos a fuego muy suave, sin que llegue a hervir, aproximadamente durante 15 minutos.

PASO 2

Mientras se confitan los pimientos, vamos preparando la bechamel.

Ponemos la mantequilla con un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y la fundimos a fuego suave.

Añadimos la harina, removemos bien para mezclarla con la mantequilla y la cocinamos 1 o 2 minutos para que pierda el sabor a crudo.

PASO 3

A continuación, vamos añadiendo la leche poco a poco, sin dejar de remover, para conseguir que ligue bien y evitar que se formen grumos.

PASO 4

Seguimos cocinando la masa a fuego suave entre 10 y 15 minutos.

Debe quedar una masa consistente, aunque hay que tener en cuenta que al enfriarse se endurecerá algo más.

PASO 5

Ponemos en el vaso de la batidora los pimientos del piquillo bien escurridos del aceite y 2 cucharadas de la bechamel.

Batimos a máxima potencia hasta obtener la textura de una crema homogénea.

A continuación, la mezclamos con el resto de la bechamel.

PASO 6

Dejamos enfriar la masa extendida en una fuente.

Para que no se forme una costra, la cubrimos con un papel transparente de cocina (o untamos la superficie con un poco de mantequilla).

La dejamos reposar en la nevera al menos durante 2 horas, aunque salen mucho mejor si preparamos la masa por la noche y la dejamos hasta la mañana siguiente.

PASO 7

Hacemos bolitas o la forma clásica de las croquetas y las pasamos por el huevo batido y seguidamente por pan el rallado.

Nota: En este paso las croquetas ya están terminadas, si no queremos hacerlas todas, se pueden congelar para comerlas otro día.

PASO 8

Ponemos en el fuego una sartén o un cazo pequeño con abundante aceite para freír.

Cuando el aceite esté bien caliente, freímos las croquetas durante 2 o 3 minutos, hasta que la superficie esté bien dorada.

La temperatura ideal para estas frituras es de 180 ºC, pero si no dispones de un termómetro de cocina, puedes echar una miga de pan en el aceite, si sube rápidamente a la superficie sin tocar el fondo, se encuentra a la temperatura correcta (ver notas).

Notas



Temperatura del aceite

Si no dispones de un termómetro de cocina, puedes comprobar la temperatura del aceite echando un trocito de miga de pan, si se hunde hasta el fondo, la temperatura es demasiado baja para empezar a freír. Si sube rápido a la superficie tendremos la temperatura adecuada, entre 170 y 180 ºC. Ojo, porque si el pan no llega a sumergirse y se tuesta al instante, la temperatura será demasiado alta, superior a 180 ºC, en ese caso el rebozado puede llegar a quemarse sin que el interior del pescado se haya cocinado correctamente.