El petitchef >> Pescados >> Sardinas en vinagre

Sardinas en vinagre

Sardinas en vinagre

Tiempo de preparación: 25-30 minutos (más 8-10 horas de marinado).

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de sardinas pequeñas.
  • 1 vaso de vinagre de vino blanco (250 ml).
  • 2 tomates rojos de ensalada.
  • 1 pepino.
  • 1 cebolleta.
  • Aceite de oliva virgen extra y sal.

Elaboración




PASO 1

Limpiamos las sardinas, retiramos las escamas con cuidado de no romper la piel y separamos los lomos, como se muestra en la imagen.

Seguidamente, las ponemos en agua fría con hielo durante 30 minutos para desangrarlas.

Ver como limpiar las sardinas

PASO 2

Ponemos 1 litro de agua en un recipiente amplio. Añadimos 3,5 g de sal (2 cucharadas rasas) y batimos enérgicamente con unas varillas hasta que se hayan diluido completamente.

A continuación, añadimos 250 ml de vinagre de vino blanco.

Marinamos las sardinas en esta mezcla durante 8 horas.

Nota: El tiempo de marinado puede variar dependiendo del tamaño de las sardinas, si son algo más grandes las tendremos 10-12 horas. Sabremos que están bien cocinadas si la carne está blanca por dentro.

PASO 3

Escurrimos las sardinas y las conservamos en un recipiente cubiertas de aceite de oliva virgen extra durante 1 o 2 horas.

PASO 4

Lavamos los tomates, retiramos los rabillos y las semillas y los cortamos en dados muy pequeños.

Pelamos el pepino con un pelador de verduras y raspamos el interior con una cuchara para retirar las semillas. Lo cortamos en dados muy pequeños.

Retiramos la primera capa de la cebolleta y la picamos en dados del mismo tamaño que los tomates y el pepino.

Ponemos las verduras en un cuenco y las aliñamos con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y sal al gusto.

PASO 5

Montamos las sardinas en un plato con una cucharadita de la mezcla anterior por encima, como se muestra en la imagen.

Las he acompañado también de un gel de salmorejo (ver notas).

¡Buen provecho!

Notas



El pescado crudo

Cuando se ingiere pescado crudo se corre el riesgo de contraer el anisakis, un parásito que puede ocasionar enfermedades graves. Si no estás completamente seguro de que el pescado no contenga el parásito, la única forma de evitar problemas es congelar el pescado entre 48 y 72 horas.

Congelamos los lomos de sardina después de limpiarlos, desangrarlos y secarlos muy bien con papel absorbente de cocina.

Gel de salmorejo (opcional)

Mezclamos 200 g de un salmorejo hecho sin pan con 1 g de goma xantana. Batimos a velocidad media hasta que la xantana esté perfectamente integrada y la salsa haya espesado.