Cortar el mango

Proceso




PASO 1

En primer lugar cortamos una pequeña rodaja de la base, así podremos apoyarlo sobre la tabla.

Cortamos también una rodaja de la parte superior, como se muestra en la imagen.

A continuación, lo pelamos siguiendo el contorno con el cuchillo, a ras de la piel, de arriba abajo.

PASO 2

Quitamos el hueso

El hueso del mango se encuentra en la parte central.

Para quitarlo, colocamos la hoja del cuchillo como se muestra la imagen, en la parte superior del mango (donde estaba el rabillo).

Lo cortamos longitudinalmente, presionando contra el hueso, que nos servirá de guía.

PASO 3

Cortamos las dos rodajas exteriores como se explica en el paso anterior.

PASO 4

Lo cortamos en tiras o dados

Finalmente, lo cortamos en tiras ó cubos, según el uso que vayamos a darle.




Al comprarlos

Un buen mango debe tener un atractivo color verde brillante, con zonas rojas, amarillas o naranjas. Busca aquellos que no presenten manchas negras o blancas, ni golpes.

No lo compres si al presionar la piel con los dedos, ésta se hunde fácilmente, esto indica que la maduración es excesiva. Si el mango tiene un buen punto de maduración, la piel será firme, pero no resultará demasiado duro al tacto.

Como conservarlos

Almacénalos en un lugar seco. A temperatura ambiente aguantan bien 4 o 5 días.