Albóndigas de pollo rellenas de paté de perdiz
presentacion
Tiempo de preparación:
50 min - 1 hora.
Ingredientes para 4 personas:
  • 600 g de carne de pollo picada.
  • 80 g de paté de perdiz (si no lo encuentras, utiliza uno de pato o de oca).
  • 1 cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 16-18 almendras tostadas.
  • 150 ml de vino blanco.
  • 400 ml de caldo de pollo (o 1 pastilla de caldo concentrado).
  • 3 huevos.
  • 20 g de miga de pan o una rebanada de pan de molde sin la corteza.
  • 5 o 6 cucharadas de leche.
  • 1 cucharadita de perejil fresco picado.
  • 1/4 de cucharadita de comino
  • Unas hebras de azafrán (opcional).
  • 12 puntas de espárragos verdes.
  • Aceite, pimienta negra molida y sal.

Si no encuentras la carne de pollo picada, puedes comprar 3 cuartos traseros deshuesados y picarlos con un cuchillo. Ver como picar la carne de pollo.

Elaboración


PASO 1

Pelamos la cebolla y la cortamos en tiras muy finas.

Ponemos 3 cucharadas de aceite en una cazuela a calentar a fuego suave.

Echamos la cebolla y la cocinamos a fuego muy lento entre 20 y 30 minutos, hasta que esté muy dorada.

PASO 2

Mientras se cocina la cebolla preparamos las albóndigas.

Mojamos la miga de pan con 5 o 6 cucharadas de leche. La dejamos reposar un rato y la escurrimos apretando fuerte con la mano.

Ponemos en un cuenco la carne picada, 1 huevo, la miga de pan, 1 cucharadita de perejil fresco picado, 1/4 de cucharadita de comino, una pizca de pimienta negra y sal al gusto.

Removemos hasta integrar bien todos los ingredientes y obtener una mezcla homogénea.

PASO 3

Hacemos unas bolas con la carne picada, dando forma con las manos, e intentando que tengan todas un tamaño similar.

A continuación, hacemos un agujero en el centro presionando con el dedo y lo rellenamos con 1 cucharadita de paté de perdiz, como se muestra en la imagen.

Cerramos las albóndigas haciéndolas rodar entre las palmas de las manos.

PASO 4

Las rebozamos de harina y las sacudimos ligeramente para eliminar el exceso de esta.

PASO 5

Ponemos una sartén con suficiente aceite para freír, a calentar a fuego medio.

Cuando el aceite esté caliente, freímos las albóndigas por tandas hasta dorarlas bien, entre 3 y 4 minutos.

A continuación las colocamos sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

PASO 6

Ponemos en el vaso de la batidora el caldo de pollo, el diente de ajo pelado y las almendras.

Trituramos la salsa con una batidora a máxima potencia hasta obtener una textura fina y homogénea, al menos durante 3 minutos.

Nota: Opcionalmente se pueden añadir unas hebras de azafrán.

PASO 7

Cuando la cebolla esté bien doradita, agregamos el vino blanco y lo dejamos hervir 1 o 2 minutos para que se evapore el alcohol.

Añadimos el triturado de caldo y almendras y lo dejamos cocer a fuego suave entre 6 y 8 minutos.

Incorporamos las albóndigas a la salsa y las cocinamos 8 minutos a fuego suave con la tapa semiabierta.

Nota: Si la salsa resulta muy espesa, añadimos un chorrito de agua para aligerarla.

PASO 8

Por último, vamos a añadir 2 yemas de huevo para espesar ligeramente la salsa, hacerla más cremosa y mejorar el sabor.

Para que las yemas no se cuajen por el calor, primero las disolvemos en 3 o 4 cucharadas de la salsa templada removiendo enérgicamente.

Seguidamente, las agregamos al guiso y lo dejamos cocer otros 2 minutos a fuego mínimo, sin que llegue a hervir, para que la salsa ligue y espese.

Rectificamos de sal si fuese necesario y listo.

Para acompañar, cocemos unas puntas de espárrago verde durante 3 minutos en agua hirviendo con sal.

¡Buen provecho!

Envíame tus comentarios sobre la receta